Abuso de sustancias inhaladas: ¿tu hijo corre riesgo?

¿Qué tienen de peligroso un envase de pintura en aerosol o de desodorante? Muchas cosas.

Inhalar estos y otros productos domésticos comunes puede generar rápidamente efectos similares a los producidos por las drogas. Aunque parezcan inofensivos para los niños, los riesgos de inhalar estos y otros tipos de productos son reales, y podrían ser mortales.

¿Qué son los inhaladores?

Existen más de 1000 productos que se usan como inhaladores, muchos de ellos son productos hogareños comunes. Estos son algunos de ellos:

  • Quitaesmalte
  • Productos de limpieza para el hogar
  • Desodorantes
  • Aceite en aerosol
  • Líquido corrector para máquinas de escribir
  • Pegamento
  • Adhesivo de goma
  • Diluyentes
  • Líquido para encendedores de butano
  • Betún
  • Pintura en aerosol
  • Marcadores
  • Gasolina

¿Qué significa «inhalar sustancias»?

La palabra «inhalación» suele utilizarse como término genérico para denominar cualquier tipo de abuso de sustancias inhaladas. Sin embargo, existen varias formas de inhalar sustancias, entre ellas:

  • Inhalación. Para inhalar una sustancia, se remoja un trapo con la sustancia y se lo presiona contra la boca.
  • Aspiración por la nariz o esnifada. Los gases se esnifan o se aspiran por la nariz directamente de un contenedor de aerosol, o se rocían sobre una superficie caliente y se esnifan.
  • Bolseo. Los gases se rocían dentro de una bolsa plástica o de papel, que luego se coloca alrededor de la boca, la nariz o la cabeza. Este método aumenta el riesgo de sofocación.
  • Rociado. El aerosol se rocía directamente en la nariz o en la boca.
  • Inspiración. Se perforan los pequeños contenedores de metal que sirven para impulsar la crema batida fuera de la lata a fin de que el óxido nitroso escape e ingrese en un globo; luego, se inhala el gas del globo.

La inhalación provoca una sensación de euforia que dura entre 15 y 45 minutos. El efecto puede prolongarse con el uso continuo. Para muchos niños, la inhalación de sustancias representa una alternativa económica y accesible para el alcohol y la marihuana.

La mayoría de las personas que inhalan sustancias informan haber empezado antes de los 15 años. La inhalación de sustancias es la alternativa más fácil para los niños que consumen drogas, y es por eso que suele ser la primera opción.

¿Cuáles son los riesgos de usar sustancias inhalantes?

A la euforia inicial de la inhalación podrían sucederle mareos, dolor de cabeza y balbuceo, y pérdida de la coordinación, de la inhibición y del control. También es posible tener alucinaciones y fantasías.

Si una sustancia inhalante causa que el corazón funcione con mucho esfuerzo, los latidos del corazón rápidos e irregulares (disritmia) podrían desencadenar una insuficiencia cardíaca letal, incluso en las personas que inhalen una sustancia por primera vez. El uso crónico de estas sustancias puede causar daños graves al hígado y a los riñones. También puede provocar daño cerebral permanente, pérdida de la audición, determinados tipos de cáncer y problemas con la coordinación.

Otros efectos devastadores del uso de sustancias inhalantes podrían comprender sofocación, convulsiones, pérdida del conocimiento y muerte. Además, las personas que inhalan sustancias se exponen a un riesgo mayor de tener depresión, pensamientos suicidas y trastornos de la conducta, y de consumir drogas en el futuro.

¿Cuáles son las señales de alerta del uso de inhaladores?

El uso de inhaladores puede ser fácil de ocultar. Busca estas señales de alerta:

  • Encontrar ocultos trapos, ropa, bolsas, gasa o envases vacíos de productos que podrían ser adictivos
  • Olor a sustancias químicas en el aliento o la vestimenta
  • Pintura u otras manchas en la cara, las manos o la ropa
  • Habla distorsionada o incoherente
  • Aspecto de ebriedad o aturdimiento
  • Náuseas o falta de apetito
  • Sarpullido alrededor de la boca que se extiende al centro del rostro («sarpullido de esnifador»)
  • Falta de coordinación y atención, irritabilidad, depresión

¿Cuál es la mejor forma de prevenir el abuso de sustancias inhaladas?

Para prevenir el uso de sustancias inhaladas, habla sobre el tema abiertamente. Debes estar al tanto de lo que tu hijo hace y mantenerte involucrado en su vida.

  • Habla sobre los riesgos. Una conversación sincera puede ayudar a prevenir una tragedia. Habla sobre los productos de los que se puede abusar y sobre la jerga que se usa para referirse a las sustancias inhaladas. Expón los hechos. Haz hincapié en que las sustancias inhaladas son sustancias químicas mortales, no una forma inofensiva de drogarse.
  • Revisa los útiles escolares. Cuando sea posible, reemplaza los productos a base de agua por productos a base de disolvente.

¿Qué hago si encuentro a mi hijo inhalando sustancias?

Si encuentras a tu hijo inhalando, esnifando o inhalando vapores de una bolsa, mantén la calma. Si tu hijo respira, llévalo a una zona bien ventilada hasta que los efectos del episodio desaparezcan. Si tu hijo está inconsciente o no respira, busca ayuda médica de urgencia.

Si tu hijo no deja de inhalar, esnifar o aspirar de la bolsa por voluntad propia, analiza si está experimentando o cediendo a la presión de grupo, o si lo hace porque tiene problemas sociales o académicos. Busca ayuda profesional para descubrir y tratar la razón por la cual tu hijo está inhalando sustancias.

Habla con el médico de tu hijo, con un consejero escolar o con un centro de rehabilitación de drogas local. El apoyo de un profesional de salud mental puede ser valioso también. Con ayuda, tu hijo puede dejar de inhalar sustancias y aprender a tomar decisiones saludables de por vida.

Last Updated Nov 20, 2018


Content from Mayo Clinic ©1998-2019 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use