Seguridad para COVID-19: Consejos para los viajes, los restaurantes, y el gimnasio

Si las restricciones de quedarse en casa por la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19) se están levantando en tu comunidad, quizás te preguntes cómo visitar lugares públicos y proteger tu salud. Esto es lo que necesitas saber.

Antes de salir

Sigue las pautas del lugar donde vives. En Estados Unidos, las restricciones a las actividades varían de ciudad a ciudad y de estado a estado. Antes de salir, mira el sitio web de tu departamento de salud estatal o de tu ciudad para ver la información sobre restricciones locales que tienen como objetivo evitar la trasmisión de la COVID-19.

La mejor manera de prevenir la COVID-19 es evitar la exposición. Si sales, ponte una mascarilla de tela. Mantente a una distancia de aproximadamente 6 pies (2 metros) de otros si la COVID-19 se está propagando en tu comunidad, especialmente si corres un riesgo más alto de una enfermedad grave. Evita contacto cercano con cualquier persona que esté enferma o que presente síntomas. También evita eventos con mucha gente, y reuniones multitudinarias.

Además, practica buenos hábitos de higiene. Lávate las manos con frecuencia con agua y jabón por lo menos por 20 segundos, o usa un desinfectante para manos con base de alcohol que contenga al menos 60% de alcohol. Cúbrete la boca y la nariz con el codo o un pañuelo descartable al toser o estornudar y luego lávate las manos o usa un desinfectante para manos. Evita tocarte los ojos, la nariz, y la boca.

Si no te sientes bien, quédate en casa. No visites lugares públicos a no ser que vayas al médico o al hospital. Evita el transporte público si estás enfermo.

Si corres un riesgo más alto de una enfermedad grave, no salgas todavía a la comunidad. Es más seguro quedarte en casa. Si los otros miembros de tu familia que viven en tu casa vuelven al trabajo o visitan lugares donde no es posible mantener distancia física, se recomienda que se aíslen de ti.

Consejos de seguridad para los lugares públicos.

Más allá de las precauciones para prevenir la COVID-19, considera consejos de seguridad específicos para visitar diferentes lugares públicos.

Viajes

Antes de viajar, mira los sitios web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos (CDC) y de la Organización Mundial de la Salud (OMS) para ver sus avisos sobre salud y sus requisitos de autocuarentena. Considera mirar el sitio web de la Administración para la Seguridad en el Transporte y el de tu línea aérea para más pautas.

Considera los riesgos asociados con diferentes maneras de viajar. Quizás haya un riesgo de contraer la COVID-19 en un vuelo con mucha gente si hay otros viajeros a bordo que están infectados. En un bus o un tren, estar de pie o sentado dentro de 6 pies (2 metros) de otros por un período prolongado de tiempo puede ponerte a riesgo de contraer la COVID-19 o de trasmitirla. Si viajas en automóvil o en una casa rodante, las paradas durante el viaje pueden ponerte en contacto cercano con personas infectadas.

Si planeas reservar un cuarto de hotel, mira el sitio web del hotel para ver las precauciones que están tomando y si los servicios como el gimnasio o el restaurante estarán abiertos. Trae contigo productos de limpieza. Cuando llegues a tu cuarto desinfecta todas las superficies que se tocan mucho, como los interruptores de luz, las manijas de los grifos, los pestillos de las puertas, y el control remoto del televisor. Lava los platos, vasos, y cubiertos antes de usarlos. Confirma las reglas del hotel para cancelar las reservaciones antes de hacer una.

Restaurantes

Antes de ir a un restaurante, verifica sus prácticas de seguridad. ¿Los empleados usan mascarillas de tela, desinfectan regularmente las superficies que se tocan mucho, y practican distanciamiento físico? ¿Hay buena ventilación? ¿Las mesas están lo suficientemente alejadas para permitir distanciamiento físico?

Lo ideal es que el restaurante no ofrecerá bufetes, bufetes de ensaladas, ni lugares donde el cliente se sirve bebidas que requieran que usen los mismos utensilios o surtidores usen que otros. Si necesitas esperar en fila, mantén una distancia de 6 pies (2 metros) de otros.

Cuando pidas comida para llevar, trata de pagar por internet o por teléfono para limitar tu contacto con otros. Si te enviaron comida del restaurante, pide que te la dejen afuera de tu casa en un lugar seguro, como el porche o el vestíbulo de tu edificio. Si no, mantén una distancia de por lo menos 6 pies (2 metros) de la persona que te trajo la comida. Si recoges la comida en el restaurante, mantén distanciamiento físico mientras esperes en la zona donde se entrega la comida. Después de traer la comida a casa, lávate las manos o usa desinfectante para manos.

Gimnasios

Antes de ir al gimnasio, llama para ver si están limitando el número de miembros a quienes se permite la entrada al mismo tiempo. Quizás tengas que reservar un bloque de tiempo por adelantado, con personal de limpieza que limpia las instalaciones entre un bloque y otro. Pregunta sobre las normas de limpieza y desinfección del gimnasio, y si podrás usar el vestuario o el baño. Si te interesan las clases de ejercicio en grupo, pregunta si se ofrecen.

Probablemente tu gimnasio exija el distanciamiento físico bloqueando el acceso a las máquinas para hacer cardio de tal manera que habrá una libre entre las ocupadas. Sigue las pautas del gimnasio y mantén una distancia de por lo menos 6 pies (2 metros) de los otros miembros. Limpia el equipo antes y después de usarlo. Quizás no ofrezcan el tipo de equipos que es difícil de limpiar, como rodillos de espuma y bloques para yoga.

Si corres un riesgo más alto de una enfermedad grave, considera esperar más tiempo antes de volver al gimnasio. Pregunta si tu gimnasio ofrece clases o entrenamiento virtuales.

Salones de belleza

Cuando hagas tu cita, pregunta sobre sus medidas para seguridad. Quizás te pidan que vayas a tu cita solo, que te laves el pelo en casa para reducir el número de personas cerca del área donde lavan el pelo en el salón, y que esperes en el automóvil o afuera hasta que comience tu cita. Además, pregunta si ofrecen secado con secador. Eliminar el secado puede reducir la trasmisión de microbios.

Lo ideal es que el salón dé citas escalonadas para limitar cuánta gente se atiende al mismo tiempo. Considera preguntar sobre las prácticas del salón en cuando a desinfección. ¿El personal limpia con frecuencia las superficies que se tocan mucho? ¿Las sillas y los apoyadores para la cabeza se desinfectan después de que se usen? ¿El personal lleva mascarillas de tela y se lava las manos regularmente? ¿Usan guantes descartables para manicuría y pedicuría y para trabajar con cutis? Busca opciones para pagar sin tocar nada.

Supermercados y tiendas de comestibles

Antes de ir al supermercado, considera visitar el sitio web de la compañía para ver qué precauciones están tomando. Si es una tienda más pequeña, llama al negocio.

Para que sea más fácil el distanciamiento físico, visita la tienda temprano en la mañana o tarde en la noche, cuando quizás haya menos gente. Si corres un riesgo más alto de una enfermedad grave, pregunta si la tienda tiene horarios especiales para las personas en tu misma situación, y haz las compras a esas horas. Considera hacer las compras por internet para que te las entreguen en casa o para recogerlas en la puerta del negocio.

En la tienda, desinfecta el asa del carrito o de la canasta. Permanece por lo menos a 6 pies (2 metros) de distancia de otros mientras haces las compras o esperas en fila. Si es posible, paga sin tocar dinero ni un teclado, o usa desinfectante para manos después de pagar. Usa desinfectante para manos también después de salir de la tienda. Lávate las manos cuando llegues a casa.

Bancos

Durante las visitas al banco, si es posible usa el cajero automático. Antes de usar el teclado del cajero automático, límpialo con un pañito desinfectante. Cuando termines, usa desinfectante para manos. Lávate las manos cuando llegues a casa.

Estaciones de servicio

Antes de llenar el tanque con gas, limpia cualquier manija o botón que necesites tocar. Cuando termines de llenar el tanque, usa desinfectante para manos. Lávate las manos cuando llegues a casa o la próxima vez que estés cerca de un lavabo.

Farmacia

Planea hacer un pedido, y recoger todos los medicamentos recetados a la misma vez. Si es posible, haz el pedido de los medicamentos recetados con anticipación y usa una ventanilla para atención al cliente, recógelos en la puerta de la farmacia, pídelos por correo, o usa otro servicio de reparto. Pídele al doctor o al farmacéutico que te receten más cantidad del medicamento para que no tengas que ir a la farmacia tan seguido.

Masoterapia

Antes de hacerte un masaje, pregunta cuáles son las precauciones que el masajista está tomando para prevenir la COVID-19. Lo ideal es que el número de personas en el local se limitará para distanciamiento físico y podrás registrarte y pagar usando herramientas virtuales.

Las salas de masajes, las áreas comunes, y cualquier objeto que toques deberán ser limpiados, desinfectados, y sanitizados muy cuidadosamente. Pregunta sobre sus normas para lavar ropa de cama, toallas, y otros artículos lavables. Los masajistas deben seguir protocolos para lavarse las manos y de higiene y usar equipos para protegerse, como guantes y mascarillas.

Espacios abiertos y parques

Antes de ir, averigua con las autoridades locales y estatales para ver si están abiertos los parques, las áreas de recreación, las masas de agua naturales, las playas y las áreas para nadar. El Servicio Nacional de Parques decidirá qué parques nacionales abrir considerándolos de a uno. Si un área estará abierta, averigua si también estarán abiertos los baños y los puestos de venta de comida.

Selecciona un parque que esté cerca de tu casa. Viajar con frecuencia significa hacer paradas, lo que te puede exponer a la COVID-19. Mantén distancia entre tú y los otros cuando nades en una piscina.

Cuando estés en un parque, busca áreas abiertas, senderos y rutas que te permitan mantener una distancia de 6 pies (2 metros) de los otros. Evita las áreas donde haya mucha gente.

Las normas quizás cambien al continuar abriéndose los comercios. Infórmate. No tengas miedo de hacer preguntas. Si no te estás convencido sobre las prácticas de seguridad de un negocio, pospón tu visita. Vale la pena proteger tu salud.

Last Updated May 9, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use