El estrés y la tecnología

La tecnología es una parte diaria de la vida de muchas personas. Puede ser difícil aprender a usar algunas tecnologías, como las tabletas o los teléfonos inteligentes.

Puede que te sientas atrapado por una tecnología que sientes que no puedes dominar del todo. Pero es probable que la tecnología haya llegado para quedarse.

Entonces, ¿cómo puedes hacer que la tecnología trabaje para ti y no en tu contra? Aquí hay tres tácticas para considerar:

  • Recibir enseñanza. Algunos programas y dispositivos pueden no ser fáciles de usar o intuitivos para las personas. Para evitar la frustración, intenta inscribirte en un curso de informática en un colegio comunitario o en tiendas de informática locales. Para los adultos mayores, los centros locales para adultos mayores pueden ofrecer recursos adicionales. O hasta puedes encontrar clases en línea. En unas pocas horas, puedes ponerte al día y entender mejor la tecnología.
  • Actualizarse con lentitud. Reconoce y acepta que lo nuevo puede no ser necesariamente mejor. Si hay una nueva versión de algo que ya estás usando, la nueva versión puede ser difícil de aprender al principio. Considera mantener la versión que tienes en lugar de buscar la próxima actualización.
  • Poner límites. Algunas veces la tecnología puede hacerte perder mucho tiempo. Si no estableces límites para tu actividad en línea, puedes darte cuenta de que ha pasado un tiempo significativo. El uso excesivo de los medios sociales también puede tener un impacto negativo en tu bienestar emocional, e incluso puede afectar negativamente a las relaciones.

Infórmate sobre la tecnología, encuentra formas de usarla que funcionen para ti y estarás en camino de ser una persona conocedora de la tecnología.

Last Updated May 5, 2020


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use