Infección por Naegleria

Perspectiva general

La infección por Naegleria es una infección cerebral poco frecuente y generalmente mortal causada por una ameba que se encuentra a menudo en lagos de agua dulce, ríos y aguas termales. La exposición a la ameba ocurre al nadar o al practicar deportes acuáticos.

La ameba, llamada «Naegleria fowleri», viaja desde la nariz al cerebro, donde provoca daños graves. La mayoría de las personas que contraen una infección por Naegleria mueren en una semana.

Cada año, millones de personas se exponen a la ameba que provoca la infección por Naegleria, pero solo algunas se enferman. Los funcionarios de salud no saben el motivo por el cual algunas personas contraen la infección por Naegleria y otras no.

Evitar masas de agua dulce tibia y usar pinzas nasales mientras estás en el agua podrían ayudarte a prevenir esta infección.

Síntomas

La infección por Naegleria provoca una enfermedad llamada “meningoencefalitis amebiana primaria”. Esta enfermedad causa la inflamación del cerebro y la destrucción de tejido cerebral.

Los signos y síntomas de la infección por Naegleria generalmente comienzan dentro de los 2 a 15 días de la exposición a la ameba y pueden incluir los siguientes:

  • Cambios en el sentido del olfato o el gusto
  • Fiebre
  • Dolor de cabeza repentino y fuerte
  • Rigidez del cuello
  • Sensibilidad a la luz
  • Náuseas y vómitos
  • Desorientación
  • Pérdida del equilibrio
  • Somnolencia
  • Convulsiones
  • Alucinaciones

Estos signos y síntomas pueden progresar con rapidez. Por lo general provocan la muerte en el plazo de una semana.

Cuándo debes consultar con un médico

Busca atención médica inmediata si repentinamente tienes fiebre, dolor de cabeza, rigidez en el cuello y vómitos, especialmente si has estado recientemente en agua dulce tibia.

Causas

La ameba Naegleria fowleri (que con frecuencia se encuentra en masas de agua dulce tibia en todo el mundo, generalmente durante los meses de verano) provoca la infección por Naegleria. A veces, esta ameba se encuentra también en la tierra. La ameba ingresa en el cuerpo a través de la nariz, por medio de agua o polvo contaminados, y se traslada al cerebro a través de los nervios que transmiten el sentido del olfato.

Solo un pequeño porcentaje de los millones de personas expuestas a la Naegleria fowleri se enferman. Se desconoce por qué algunas personas se infectan tras la exposición y otras no.

La ameba no se contagia entre las personas ni por beber agua contaminada. Además, las piscinas que se limpian y se desinfectan de forma adecuada no contienen la ameba Naegleria.

Factores de riesgo

En los Estados Unidos, millones de personas están expuestas a la ameba que causa la infección por naegleria cada año, pero pocas personas contraen la enfermedad. Desde el 2007 al 2017, se informaron 40 infecciones.

Algunos factores que podrían aumentar el riesgo de infección por naegleria incluyen los siguientes:

  • Nadar en aguas dulces. La mayoría de las personas que se enfermaron habían estado nadando en un lago de agua dulce en las dos semanas previas.
  • Olas de calor. La ameba vive en aguas cálidas o calientes.
  • La edad. Los niños y los adultos jóvenes son los grupos etarios más propensos a contraer la infección, posiblemente porque permanecen por más tiempo en el agua y son más activos en ella.

Prevención

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades sugieren que las siguientes medidas pueden reducir el riesgo de contraer una infección por Naegleria:

  • No nades ni te zambullas en ríos ni lagos de agua dulce tibia.
  • Mantén cerrada la nariz o utiliza pinzas nasales cuando saltes o te zambullas en agua dulce tibia.
  • Evita remover el sedimento cuando nades en agua dulce tibia poco profunda.

Diagnóstico

Estudios de diagnóstico por imágenes

La tomografía computarizada o la resonancia magnética pueden revelar inflamación y sangrado en el cerebro.

  • Exploración por tomografía computarizada. Este procedimiento combina vistas radiológicas tomadas desde diferentes direcciones para generar imágenes transversales detalladas.
  • Resonancia magnética. Una máquina de resonancia magnética emplea ondas de radio y un campo magnético potente para producir imágenes extremadamente detalladas de las partes blandas, como el cerebro.

Punción lumbar (punción espinal)

La ameba Naegleria puede observarse con el microscopio en el líquido que rodea el cerebro y la médula espinal. El líquido cefalorraquídeo se obtiene mediante la inserción de una aguja entre dos vértebras de la parte inferior de la espalda. En esta prueba, también se puede medir la presión del líquido cefalorraquídeo y se pueden buscar células inflamatorias.

Una aguja extrae el líquido del área alrededor de la médula espinal

Durante una punción lumbar, por lo general te acuestas de costado con las rodillas contra tu pecho. Luego, se introduce una aguja en tu conducto vertebral, en la espalda baja, para recolectar líquido cefalorraquídeo para analizar.

Tratamiento

Pocas personas sobreviven la infección causada por Naegleria, incluso con tratamiento. El diagnóstico y el tratamiento tempranos son fundamentales para sobrevivir.

El tratamiento primario para la infección causada por Naegleria es un medicamento antimicótico, la anfotericina B, que generalmente se inyecta en una vena (de forma intravenosa) o en el espacio alrededor de la médula espinal para eliminar las amebas.

Existe un medicamento experimental, que se llama miltefosina (Impavido), que ahora se encuentra disponible para tratamientos de emergencia para la infección causada por Naegleria. El medicamento, cuando se toma con otras medicaciones y junto con un tratamiento agresivo para la inflamación del cerebro, puede presentar grandes posibilidades de una supervivencia mejorada.

Preparación antes de la cita

Si crees que tú o tu hijo podrían tener una infección por Naegleria, busca atención médica inmediata. Es aconsejable que hagas una lista de respuestas para las siguientes preguntas:

  • ¿Cuáles son los signos y síntomas?
  • ¿Cuándo comenzaron?
  • ¿Hay algo que los mejore o los empeore?
  • ¿La persona ha estado nadando en agua dulce en las últimas dos semanas?

Last Updated Jan 15, 2019


Content from Mayo Clinic ©1998-2020 Mayo Foundation for Medical Education and Research (MFMER). All rights reserved. Terms of Use